No hay una sola estación para disfrutar Costa Esmeralda. Todo el año hay actividades para hacer en familia y deleitarse con los cambios en el paisaje. Las instagrameras y apasionadas fotógrafas Ani y Loli Clement nos cuentan su linda experiencia allá.

 

Texto y fotos: Ani y Loli Clement 

Somos dos hermanas que amamos la vida en familia, la cocina, la decoración y la estética en general. A través de la fotografía buscamos atesorar en el recuerdo esos momentos.

Costa Esmeralda

Costa Esmeralda

Descubrimos Costa Esmeralda hace un par de años, y nos pareció el lugar perfecto para descansar y relajarnos en familia y con amigos. Es un lugar seguro, donde los chicos juegan en libertad entre bosques y médanos. Además, ¡resulta una fuente de inspiración en cualquier época del año! Hay mucho paisaje, color y vida natural. Permanentemente se crean momentos muy bellos, que nos encanta capturar y luego compartir en nuestras cuentas de Instagram.

Nuestra casa está en el barrio Deportiva. Es un barrio genial para que los chicos se junten con los amigos de las casas vecinas, y los grandes aprovechemos para hacer deporte. Jugar al tenis es nuestro pasatiempo preferido.

Deleite en cuatro estaciones

En verano la playa se disfruta muchísimo. Solemos ir muy temprano y somos de las primeras en llegar. Hemos tomado fotos hermosas con la luz que se logra en ese momento del día. A la hora del almuerzo, nos acercamos al parador, y mientras esperamos la comida, a los chicos les encanta divertirse en el sector de juegos y esconderse en los laberintos de acacias junto a los médanos.

En otoño todo es más tranquilo. Nos encanta caminar explorando los diferentes barrios, mientras vamos disfrutando de cómo empiezan a cambiar los

Costa Esmeralda

Costa Esmeralda

colores de los árboles y las variaciones de la naturaleza en general. Es una época hermosa para los asaditos en familia.

En invierno, el amarillo de los aromos nos enamora. ¡Qué lindo es ver esos montes bajos florecidos! La tarea favorita de nuestros hijos, y que a nosotros nos divierte compartir con ellos, es juntar piñas, ramitas secas y flores silvestres de los bosques para los floreros y los arreglos de decoración de la casa, y para el hogar a leña. ¡El frío en Costa también se disfruta!

Jugar al golf es otra de las muchísimas opciones para entretenerse que hay en Costa Esmeralda. Tiene la ventaja de que puede jugarse en cualquier época del año. Es un gran ejercicio, y nos conecta con la naturaleza de otra manera.

Llega  primavera y con una nueva paleta de colores que vuelve a nacer, vemos cómo se comienza a preparar la nueva temporada. Toda la vegetación luce radiante, y los días se alargan, al igual que las caminatas. Esta primavera nos tiene especialmente ansiosas por estrenar la nueva senda que nos lleva a la playa.

Un programa que también nos encanta cuando empieza el calorcito es hacer una cabalgata en familia. Además de ser súper divertidas por los recorridos y la perspectiva de estar arriba del caballo, siempre encontramos nuevos encuadres para sacar fotos buenísimas.

Costa Esmeralda

Costa Esmeralda

¡Las fotos de los atardeceres enloquecen! El paisaje en Costa es único y encontramos miles de colores, encuadres y texturas, y aprovechamos los cambios de luz que se van dando para hacer fotos que nos encantan.

Otra ventaja de Costa Esmeralda es que está muy cerquita de Pinamar y de Cariló. Esto nos permite disfrutar de la vida nocturna de la ciudad a tan sólo quince minutos de casa, ¡especialmente cuando nos da fiaca cocinar!

En resumen, Costa Esmeralda tiene un balance perfecto entre playa, naturaleza y deportes, en un ámbito seguro, ideal para disfrutar con familia y amigos. ¡Se lo recomendamos a todos aquellos que les gusta veranear en la costa argentina!

 

Ani Clement

Instagram @aniclement

Loli Clement

Instagram @loliclement